Animales que viven en el desierto de Antártida

La Antártida o Antártica, considerada como «el último desafío», es probablemente el lugar más remoto del planeta y uno de los destinos turísticos más extraños pero más fascinantes que existen. Este continente, ubicado al sur de la latitud 60° S y que rodea por completo el Polo Sur, es una tierra de extremos: es el continente más seco y frío de la Tierra, además de tener la altitud promedio más alta.

Seguramente te estés preguntado ¿un desierto, en la Antártida? ¡Sí! Lo cierto es que la palabra «desierto» no implica únicamente zonas áridas donde reina el calor, sino cualquier espacio inhóspito donde la vida, llámese fauna o flora, es escasa debido a las condiciones adversas. Teniendo esto en cuenta, ¿qué lugar más desolado, al menos en apariencia, que el continente de hielo?

Aún así, plantas y animales han logrado desarrollar defensas suficientes para que este sea su hogar. ¿Qué animales hay en el desierto antártico? Algunos de ellos son:

Foca (Phocidae)

Mamífero mayormente marino, pero que también es capaz de sobrevivir en tierra. Más que pelo, las focas están cubiertas de una gruesa capa de piel, cuya función principal es soportar las bajas temperaturas. Se alimentan de pingüinos, peces y otros animales marinos.

Pingüino (Spheniscidae)

Aunque es un ave, el pingüino no vuela, por lo que su vida se desarrolla en tierra y, sobre todo, en el agua. Para ello, sus alas se han adaptado perfectamente al océano, donde funcionan como aletas capaces de propulsarlos a mucha rapidez. Su cuerpo también está condicionado para soportar el clima frío, por lo que debajo de la capa superficial de plumas, poseen una de grasa que los conserva calientes.

 

Petrel antártico (Thalassoica antarctica)

Ave de coloración plomo con pecho blanco, se distribuye en ciertas regiones del continente antártico. Su cuerpo se encuentra adaptado para soportar el frío, y se alimenta de pequeños animales marinos que caza en las heladas aguas, como el kril y otros crustáceos.

Elefante marino (Mirounga)

Mamífero que presenta un marcado dimorfismo entre machos y hembras, pues los machos llegan a pesar y medir el doble que sus contrapartes femeninas. Se alimentan de otros animales marinos, y la considerable capa de grasa que forma el cuerpo del elefante los protege contra el agua gélida de la Antártida.

Lobo marino antártico (Arctophoca gazella)

Mamífero de la misma familia de las focas, capaz de vivir tanto en tierra como en el océano. Se alimenta de kril, peces y crustáceos. Al igual que en sus parientes, la adaptación principal de su cuerpo al hábitat es la gruesa capa de piel y grasa que aísla el frío.

Pingüino emperador

El pingüino emperador (Aptenodytes forsteri) es el más grande de todas las especies de pingüino y es endémico de la región antártica. Crecen hasta los 115 cm y pesan entre 40 y 45 kilogramos. Es la única especie de pingüino que se reproducen en la temporada de invierno en la Antártida.

Ponen un solo huevo y el macho se encarga de empollarlo y cuidarlo mientras las hembras salen a buscar alimento regresando de dos o tres meses más tarde. A la vuelta regurgitan lo que han comido para alimentar al polluelo y a su pareja.

Delfín de Fitzroy

Los delfines oscuros (Lagenorhynchus obscurus) se encuentran en las aguas más frías del hemisferio sur. Son los más pequeños de las 33 especies que se conocen, con una longitud máxima de 2 metros. Su cuerpo liso les ayuda a deslizarse fácilmente a través del océano.

Viajan largas distancias en busca de alimento y solo migran durante la noche. Son animales muy sociales que viven en  grupos de 20 a 25 miembros. Al igual que otras especies de delfines tienen su propia forma de comunicación mediante silbidos.

Orca

Las orcas (Orcinus orca) son cetáceos dentadas, que se encuentran en todos los océanos, entre ellos el Antártico. Cazan una gran veriedad de presas: peces, pingüinos, focas e incluso otras ballenas. Pueden medir hasta 9,5 metros y pesar de 10 a 11 toneladas.

Son muy comunes en el mar de la Antártida, aunque en invierno emigran hacia aguas más cálidas. Viven en grandes grupos, son muy sociables y se organizan para cazar y cuidar de las crías del grupo.

Ballena
La ballena azul mide más de 100 pies (30 metros) de largo y más de 170 toneladas de peso, lo que la convierten en el mayor animal existente en la actualidad y también en el mayor que haya existido nunca en la Tierra.

Sin embargo, por desgracia tanto esta especie como la ballena de aleta, la ballena esperma, la ballena jorobada y la ballena hocicuda, han enfrentado números decrecientes debido a la caza de los humanos aunque ahora se protegen en los océanos de la Antártida.

 

Cuáles son los animales que viven en el Polo Sur – lista

Por último, a continuación dejamos una lista de animales que viven en el Polo Sur de la Tierra, con nombres comunes y científicos y algunas imágenes. Muchos de estos animales habitan o en las aguas del océano Atlántico Sur o en la Península Antártica.

  • Ácaros y garrapats de diversas especies
  • Gaviota dominicana (Larus dominicanus)
  • Paloma antártica (Chionis alba)
  • Pingüinos adelaida o adelie (Pygoscelis adeliae)
  • Pingüinos emperador (Aptenodytes forsteri)
  • Albatros de diversas especies
  • Gaviota parada, págalo antártico o págalo grande (Catharacta skua)
  • Petrel demero (Daption capense)
  • Foca de Weddell (Leptonychotes weddellii)
  • Lobo marino antártico (Arctocephalus gazella)
  • Elefante marino del Sur (Mirounga leonina)
  • Foca leopardo o leopardo marino (Hydrurga leptonyx)
  • Foca cangrejera (Lobodon carcinophagus

beluga (Delphinapterus leucas)

La beluga (Delphinapterus leucas) es una especie de cetáceo odontoceto que habita en la región ártica y subártica. Erróneamente suele llamársela «ballena blanca» (ballena en sentido estricto no es aplicable a los cetáceos dentados, reservándose para los integrantes de la familia Balaenidae). Es la única especie del género Delphinapterus y junto al narval (Monodon monoceros) conforman la familia Monodontidae.

Está adaptada plenamente para la vida en el Ártico y para ello tiene una serie de características anatómicas y fisiológicas que la diferencian de los otros cetáceos. Se caracteriza por el color totalmente blanco de los adultos y por la carencia de una aleta dorsal. Posee una prominencia frontal distintiva que alberga el órgano llamado melón, que en esta especie es muy voluminoso y deformable. Su tamaño es intermedio entre las ballenas y delfines, con una longitud y peso máximos para los machos de 5,5 metros y 1600 kg y un cuerpo robusto con el porcentaje más alto de grasa entre los cetáceos. Su sentido del oído está muy desarrollado y posee ecolocalización que le permite movilizarse y encontrar respiraderos bajo las placas de hielo.

Hay animales como las ballenas que no viven de forma fija en esta región, sino que según la época del año se quedan en las aguas el Polo Sur o bien, migran hacia el Norte. Este es el caso de las ballenas azules, el rocrcual común, el rorcual aliblanco, las orcas y el zifio claderón austral. Descubre más sobre Dónde vive la ballena y qué come en este otro artículo de EcologíaVerde.

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *